Monthly Archives: October 2014

Moonlighting

Se filtraba luz a través de su persiana que no terminaba de bajar porque estaba rota. Vivía con una falsa despreocupación que ocultaba una constante actitud obsesiva frente a su situación académica y a la vez, una dejadez profunda sobre otros aspectos de su vida. Y sin embargo estaba durmiendo al lado mío con un semblante sereno; su palidez hacía que pareciera porcelana. Se veía suave. Joven. Inocente. No podías ver las secuelas que le habían dejado todo lo que le había sucedido durante el año pasado. Me corrió un frío por todo el cuerpo y la abracé a manera de refugio. La abracé fuerte porque la entendí en ese momento, sus manías y reacciones frente a situaciones triviales. Abrió un poco los ojos pero seguía dormida y le dije que me había enamorado de ella y que era hermosa cuando dormía porque se la veía plena. Ella no se iba a acordar de nada pero igualmente me devolvió el abrazo. Nos quedamos así y todo problema se redujo a nada. Quise transmitirle eso porque lo necesitaba y yo estaba comprometido a hacerla feliz. Fue algo que decidí hacer, por mí y por ella. Por ambos. Quiero, desde ese momento en especial y todavía en el presente, vivir en esa plenitud que siento constantemente en mi vida desde que ella apareció con sus problemas sobre horarios y apuntes que la sobrepasan y luego significaran nada, bien lo sé yo. Quiero que pueda experimentar ese sentimiento tan particular que me provoca estar con alguien diferente en tantos sentidos, que me provoca ella, sin siquiera saberlo, porque actúa a su manera y es única y preciosa siendo así.

Quiero hacerla feliz porque quiero mostrarle que puede serlo otra vez.