Monthly Archives: February 2013

Arrogant boy, cause a scene like you’re supposed to.

They’ll fall asleep without you.

Advertisements

Plot Twist

Ya hubo quienes conocieron mi reservado lado cinéfilo que admira y se mantiene asombrado constantemente por las películas de los ’80 ya que éstas cuentan una historia con excelente argumento y diálogos en un período muy corto en el tiempo, en comparación a las actuales. Puede que alguno haya llegado a conocer que mi debilidad es The Breakfast Club por cumplir con los puntos previamente nombrados y además tener un pequeño plus de psicología, para quienes la quieran ver de tal forma. Pero no más, nadie indagó profundamente sobre esta faceta mía y vos no fuiste la excepción. Algunas veces sacaste el tema, casi por cortesía, no es algo que te quite el sueño; nunca irías un jueves a ver un estreno o anotarías qué día pasan una película por la televisión para no olvidarlo. Aún así como siempre te destacaste a tu manera e hiciste de este hecho algo inusual, sin antecedentes.

Te acercaste al sillón con la intención de relajarte y simplemente leer una revista tomando tu café recién hecho. Yo estaba acostada en el sillón leyendo. Me molesta que me interrumpan, lo sabés pero no te detuviste y cambiaste de dirección, pensé que te dirigías al balcón, debo reconocer que levanté la vista de mi lectura, fue casi involuntario. Después me desconcertaste porque te ubicaste al lado mío, pero mirando hacia el lado contrario, sentí el peso de tu cabeza caer al lado de la mía y por primera vez no me sentí invadida, me había desconcentrado completamente al mirar al costado y tener un primer plano de tu boca al respirar. No pudiste evitar una mínima sonrisa por mi sorpresa, la vi y no dije nada para con distraerte de tu objetivo principal. Te inclinaste hacia mí y me susurraste con tu voz de recién despierto que me fascina: “No hay ninguna historia como esta y aún así, sabés que nunca la podrías vivir tal cual este momento si la leyeras o la vieras en el cine, ¿por qué no la escribís y somos egoístas y nos la guardamos para nosotros?”

Me diste un rol, a diferencia de todos aquellos que habían pasado previamente, me incluiste en tu film y me hiciste protagonista. No hacía falta ninguna palabra más, sólo lápiz y papel.

Closer

Escribir un par de oraciones. Volver a la serie. Pausarla y volver a pensar si te lo merecés. Retroceder, cambiar el foco del relato y no ser tan obvia. Crecer. Fuiste todo y nada a la vez, literal. Hay quienes pueden llevarme la contra pero, ¿ellos qué saben? Pueden conocerme, pero no te conocen a vos y lo que compartimos. Pocos podrían llegar a entenderlo. Son términos limitados.

Nos apropiamos de lugares a la vista de todos, pero de los cuales sólo un grupo reducido saben sus historias. Nos reímos y sacamos lo mejor de ellas. Nos sentimos orgullosos de saber las internas, a partir de ellas creamos una barrera entre nosotros y el mundo, formamos algo propio, algo que nadie podría entender o tocar. Fue algo abstracto y a la vez tan especial y singular que me pierdo en las palabras al intentar ponerlas en papel.

Éramos algo, ¿o me equivoco? Aprendí que lo que sentí, fue un procedimiento inevitable. Dejé de martirizarme y cambié mi rumbo. Probablemente no sea el correcto pero es uno más sano. Posible.

Desarrollo más, para mejor entendimiento. No me gusta, no quiero que intenten descifrarnos, borro todo. Veo que mejoré, escribo oraciones más cortas pero no me convenzo. Las descripciones me fascinan pero la tuya se volvió una complicación. Me frustro un poco. Vuelvo. Sigue pareciendo muy breve.

Quizás así lo fue y recién ahora me doy cuenta.