Bonus: Crónica del estado alter-recital de SP. Starring: Ms Maru et moi.

Aquí me tiene el aburrimiento escribiendo a las casi 4am del día 10/1/13 acerca del estado mental y físico que Maru y yo sufrimos luego de ver a Simple Plan.

Michi y yo nos sentamos en las escaleras laterales del estadio para tener mejor vista y bajar un poco a tierra. Yo llamé a mis viejos porque no habíamos arreglado cómo volver, pude hablar normal, creo… y ellos no dijeron que no, lo cual fue raro. Supongo que al ser algo extraordinario como un recital no se quejaron (eso que es medio lejos el lugar, aunque mi viejo conoce cómo ir porque antes íbamos al Carrefour de Warnes). Nos encontramos 5’ después. La vi a Maru como nunca, porque ni siquiera después de All Time Low se había despeinado mucho, debido a su increíble pelo lacio, pero esta vez tenía algo irreconocible en su cabeza, fue muy loco verla así. No estoy segura si en ese preciso momento estaba llorando, fue un receso de todo para mentalizarnos y ver cómo hacíamos para volver. Lo que recuerdo luego de eso, es estar al lado de Maru, sentada en las escaleras diciéndole “Si esto es la post-concert depression no la quiero Maru, no la quiero. Quiero que se queden, ya los extraño, me acuerdo de leer a gente que decía que los extrañaba y no entender qué significaba exactamente, pensaba que era una exageración y no, no lo es, no quiero vivir así”. En fin, después nos dirigirnos al lugar donde vendían la merch. Fue un lío, nada que no esperásemos y lo peor es que todo estaba más caro a comparación de los otros 3 recitales que habíamos ido; en los otros las remeras salían $80 y las pulseras y collares $20, lo cual con $100 te llevabas las 2 cosas y estabas hecha, buen, en este las remeras costaban $100 y el collar $50. Para colmo, todas las remeras estaban buenas. En fin, en mi talle sólo quedaba una que tiene la foto de ellos, no es de mi preferencia, me parece horrible que se les estiren las caras, queda feo. Igualmente eso no pasa porque al ser medidas de Estados Unidos, son más grandes, bah, normales, lo cual significa, diferentes a las de Argentina. Éramos de las últimas que quedaban por comprar, ya estaban limpiando el estadio y nos querían sacar rápido los de seguridad, los muy forros nos decían “afuera hay otro stand igual” y las 3 les dijimos, alzando la voz, que acá era donde vendían la merch oficial. Nos repitieron el comentario y la chica que nos estaba atendiendo les dijo “las chicas están comprando, cuando terminan, salen” y ahí la adoramos, nos trató re bien y eso que nosotras dimos varias vueltas.
Salimos, Michi se separa porque ve a la prima y se va con ella y nos quedamos Maru y yo. Me pide que la acompañe a comprar algo para tomar y vamos a una parrilla que había a la vuelta de donde habíamos hecho la fila. Luego de comprarla, mi vieja me llama y me dice donde están, yo intento entenderla y de a poco voy perdiendo la voz, se me empieza a entrecortar porque estaba a punto de llorar por escucharla a ella, antes de cortar, ya se me había agudizado y apenas me contuve el llanto. Nos tomó un rato entender que estaban en frente de la estación de tren pero cruzando el puente, cuando lo hicimos y ya íbamos caminando hacia el auto, ellos dan una vuelta en U pero yo pienso que no nos vieron porque no había ninguna luz en la calle, entonces de manera bien dramática empiezo a correr hacia el auto, sin escuchar a Maru que me preguntaba por qué lo hacía, y cuando llego en lugar de abrir la puerta de atrás para subirme, le abro la puerta a mi mamá de golpe y le digo entre lágrimas “bajá que te quiero dar un abrazo” (lo último se escucho entre un sollozo y mocos) y ella no bajaba y me enojaba a mí, entonces pego un portazo y me siento atrás. En el corto transcurso entre que cierro la puerta y abro la otra y me siento, Maru ya estaba en el auto, llorando también y entonces (esto me lo cuenta mi mamá al día siguiente al verme y reírse) mi vieja no entendía nada, el porqué del llanto y lo más importante, que nosotras no teníamos en cuenta: ¿dónde estaba Michi? Yo no le había avisado que ella se iba con los primos, entonces por poco pensó que la habían secuestrado. Estos intrigantes dieron como consecuencia mi mamá agarrando del brazo a Maru preguntándole a los gritos “¿Qué te pasó? ¿Les robaron? ¿Les hicieron algo? ¿Y Michelle? ¿Dónde está?” a lo que Maru solamente pudo responder “Me alegraron y me arruinaron la vida al mismo tiempo” *tapándose la cara* Mi vieja entre sus gritos sólo escuchó la segunda parte, estaba aún más preocupada, ahora mi viejo entra en acción preguntando lo mismo pero con su tono de mierda característico entonces yo, que seguía enojada porque mi mamá no me había abrazado, le respondo también gritando “No entienden que no nos pasó nada, estamos emocionadas. Michi se fue con los primos” y ahí fue el momento exacto donde perdí mi dignidad por 2da vez en mi vida (que yo recuerde con tanta precisión). A partir de entonces, el viaje fue 100% en silencio, exceptuando constantes veces en las que Maru y yo nos tuvimos que sonar la nariz. Ahora que lo veo con un poco de objetividad, me pongo en la situación y es terrible; obviamente, lo tomamos como anécdota graciosa porque terminó siendo así, Maru y yo nos recibimos en el máster del ridículo pero en ese momento mi vieja casi se muere porque no estaba Michi, encima nosotras teníamos en la mano las remeras que compramos y parecía el recuerdo que nos quedó de ella, sin su cuerpo, era algo atroz pero por suerte no había sucedido nada malo.
Finalmente dejamos a Maru en su casa, yo volví a la mía, me bañé, estuve un rato largo tirada bajo la ducha aún sintiendo ese increíble zumbido post-recital tan placentero. Salí, me quedé en bata durante un tiempo, estaba en éxtasis. Mi vieja vino a abrazarme y me quedé llorando en su hombro unos 5’ aproximadamente, intenté disculparme por algo que creo es de lo que más me arrepiento pero ella no me entendió porque estaba llorando muy fuerte y sólo dijo “¿Esto es lo que producen estos chicos?” a manera de aprobación.
Terminado de escribir el 20/1/13 a las 6am.
Advertisements
This entry was posted in Texto Propio and tagged , , , on by .

About Lucía

Escondida bajo la imagen de múltiples personajes, ya sean de comedias musicales o series. Me hago cargo de mis posts viejos a pesar de lo que piense ahora de ellos. Mi familia cree que puedo llegar a ser escritora por haber narrado creativamente un viaje pero yo quiero ser Licenciada en Psicología.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s