Crónica del paso de Simple Plan por Argentina. Día 3: encuentro en el Hilton.

Último día de la breve estadía de los chicos de Simple Plan en Argentina. Aquel domingo 21 de Octubre comenzó un poco más tarde de lo pactado. Creo que la idea era ir alrededor de las 10 y terminamos saliendo una hora más tarde. No me pude maquillar debido a la hinchazón que tenía en los ojos por el sol. Me pasaron a buscar Maru y Michi por casa. Al final fui porque sentí que mamá al ver cómo había vuelto del recital (post que dejo para el final a forma de bonus) no iba a enojarse si me iba un rato, a pesar de ser el día de la madre, prometí llegar lo antes posible para acompañar en el almuerzo por dicha ocasión que iba a haber en la casa de mis abuelos; mi idea era ir, no me molestaba ni utilicé la salida al hotel para evitarlo, al contrario, me sentía un poco mal.
Tomamos el 140 y tuvimos para rato, Maru como siempre fue nuestro GPS. Bajamos en la última parada, cerca de calle Florida, me parece. Al principio íbamos al Hotel Madero pero Pu (God bless her) nos dijo que habían confirmado que estaban en el Hilton; por ende, allí nos dirigimos. Yo llevé la carta para Chuck y el cd de Soda. Fue lo más creativo y económico que se me ocurrió para que tuvieran un recuerdo de nuestro país y su música. Nada de tango y mucho menos cumbia, rock argento señores. Lo cómico fue que en el cd les escribí una breve dedicatoria y parecía que era un cd mío.
No tuvimos que caminar mucho, el Hilton lo habíamos pasado en nuestra búsqueda de viernes pero no le prestamos atención porque estaba todo apagado.  Llegamos y vimos que había unas… 40 personas aproximadamente. Tranqui. Estaban todos en una especie de vereda previa al lugar donde paran los autos para bajar las valijas y del hotel en sí. Nosotras nos pusimos bien al frente de la puerta principal, casi en el medio. Cuando cruzamos y quedamos en la vereda, una chica se acerca y nos pregunta si los conocimos antes, en Ezeiza, le respondemos que no y dice “bueno, entonces ustedes tienen preferencia” Maru, Michi y yo nos quedamos muy Wtf, era algo que uno realmente no piensa escuchar en esa situación; después nos explicó que la idea era que quienes aún no tenían fotos con los chicos, pasaran primero y después quienes ya los habían visto. Después otra chica nos dice “Pierre está por hacer el check-out” ahí creo que las 3 respiramos, no había salido ninguno y encima a los 5’de llegar, ya estaban por venir. Si lo hubiésemos pensado, no nos salía tan bien. Al final el primero que salió fue Seb. Dejó su valija en una camioneta blanca (cliché) mientras pasaba por enfrente de todos saludaba, las chicas y yo estábamos atónitas, fue muy loco. Encima el guacho se notaba que estaba recién bañadito, con raya al costado, super prolijo. Prometió salir después, entró al hotel y al poco tiempo, no más de 5’seguro, salió y empezó por nuestra derecha, bien organizado, a firmar cd’s, entradas, remeras y sacarse fotos. De a poco fueron pasando y llegó a nuestro lugar, Michi se le colgó cuando lo abrazó y fue muy cómico. Teníamos las 3 cámara entonces una era la que se sacaba la foto y las otras la fotografiaban. Después fue Maru y Seb ya se estaba yendo con el grupo de al lado de chicas y quedé medio cuelgue pero como un 7/2/08 (forgive me father, for what I’ve sinned) me armé de un poco de actitud y fui a pedirle que se sacara una foto conmigo, todo bien, misión cumplida. Le doy el cd de Soda, él agradece y quién sabe dónde lo guardó, mi-te-rio. Después salió Mr Fucking Perfect, Mr Perfect Smile, Mr FuckYouYou’reSoDamnHotItHurts, Mr. Pierre Charles Bouvier. Baja por el ascensor de vidrio y con una aguda vista, se distinguía, ese pelo hacia arriba no se debe ver siempre en un hotel como el Hilton. Dicho y hecho, era él. Sale y ahí se nos cortó la respiración por un tiempo. Oh, God. It’s him. Para colmo tenía los pantalones doblados 2 veces y no tenía medias, fue muy Blaine (hice el comentario y por poco me pegan…) Al igual que Seb, pasa desde el principio de la fila, de derecha a izquierda. Llega y nos quedamos petrificadas. Michi le pide con la voz entrecortada que le firme su “shirt” y después dice “t-shirt, sorry, sorry” cuando nos sacamos la fotos con él, ella no resiste y le dice 100 veces que es re lindo y sexy, a lo que él responde “yeah, I’m sexy right?” y las 3 nos quedamos embobadas completamente, no nos reímos ni nada, sólo lo veíamos como idiotas, entonces el dice “just kidding”, supongo que ahí bajamos un poco a tierra. Cuando yo me saco la foto, tenía el Sharpie que había llevado abierto, entonces el dice que mejor cerrarlo para que no haya ningún accidente y él mismo agarra el marcador y le pone la tapita, yo a todo esto, seguía abrazada a él y lo miraba como si a una monja se le revelara la virgen ante ella. Maru y Michi le dieron sus cartas a él, agradeció *grita “sweetheart!”*El único problema que surgió fue que me colgué mal y no le saqué foto a Michi con él y la que Maru le sacó no salió bien…
Después *respira al escribir* salió Chuck. Ahí tuve que contener un poco el entusiasmo, los nervios, la mezcla de emociones. A Maru le firmó algunos cd’s (ella había llevado todos) y a mí, al igual que los demás, No Pads porque hands down, best album ever. Me saqué la foto con él y le di la carta, ahí me agarró algo y me tapé la boca (es mi tic cuando me pasa algo, siempre hago eso) pero pude resistir, por suerte no hice ninguna locura de ningún tipo. A Maru le debió haber pasado algo por el estilo porque en una de las fotos salió con una sonrisa a medias, como al borde de un quiebre jajaj. Cuando Michi se sacó la foto, pasó algo extraño porque estaba viendo a Chuck en la pantalla y miraba muy fijo a la cámara, la foto parecía buena y así salió, debo reconocer que estoy muy contenta por eso.
Continuó Jeff. No sabíamos que esperar de alguien que está en Buenos Aires y tiene el descaro (fucker!) de twittear sobre Brasil ¿acaso no sabe de la rivalidad que existe entre ambos países? Buen, al final resultó copado. A Maru le firmó todos los cd’s y cuando Michi le dijo algo de que era muy bueno, el le dijo “thank you sweetie” y ahí casi morimos. Después tiré un “and he loves Dexter, he’s awesome” porque lo tenía que hacer, fangirleo demasiado cuando escribe sobre la serie y tenía que decirlo en persona. Él se rió. Mission accomplished.
Al final salió David al mejor estilo “Misión Imposible” boludeando entre las 2 camionetas blancas (una para ellos y otra para los instrumentos) y fue siguiendo la fila como un pequeño niño bondadoso hasta que oh, el señor vio a su “novia argentina” y decidió enquilombar y desconcertar a todos los demás y él, ir a saludar y abrazar a su Mrs. Arshentine aka la chica que luego trató a Maru de pendeja envidiosa… vía Twitter (really?) Buen, acto seguido, quienes quedaron cuelgue, se le acercan y en 2’’ se pierde el orden y David queda rodeado por 20 personas fácil. Para colmo ya había salido Frank, quien los acompaña (su rol específico aún desconozco) y los estaba apurando. David se puso a firmar varios cd’s rápido, yo pude meter el brazo entre la gente y conseguir la firma y realmente después ni intenté sacarme una foto porque Maru y Michi no estaban y encima había muchas chicas y él se estaba incomodando (luego me enteré que tiene claustrofobia). Igualmente, no fue tan grave como un post de Tumblr dice…
A las chicas las encuentro después, ninguna pudo conseguir una foto con el bobi de David pero todas teníamos la firma así que estábamos más que hechas. Todo este proceso surrealista no duró mucho, de tiempo estábamos perfectas. Nos vamos del Hilton, en shock por haber conocido, in fact, a nuestra banda favorita. Muy increíble, en el sentido literal de la palabra. Llamó a mamá para decirle que ya estábamos volviendo porque me sentía orgullosa que nos haya salido todo mejor que lo planeado. Incluso nos sentamos un rato en el puente de la mujer para bajar a tierra.
El problema surgió cuando no sabíamos dónde tomar el 140 para volver. Estuvimos 2 horas buscando la parada, recorrimos las mismas 5 cuadras fácil 3 veces, en microcentro. Es decir, el tiempo que no perdimos esperando en el hotel, lo desperdiciamos en búsqueda de la parada (encima a Maru casi la llevan puesta y ella ni enterada). Llegué a la casa de mis abuelos entre 15.30 – 16.00 y cuando toqué timbre mi abuela dijo “¿estará emocionada?” haciendo referencia a una de las tantas frases patéticas que dije post-recital, post aún pendiente pero con fecha próxima.
Advertisements
This entry was posted in Texto Propio and tagged , , , on by .

About Lucía

Escondida bajo la imagen de múltiples personajes, ya sean de comedias musicales o series. Me hago cargo de mis posts viejos a pesar de lo que piense ahora de ellos. Mi familia cree que puedo llegar a ser escritora por haber narrado creativamente un viaje pero yo quiero ser Licenciada en Psicología.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s