Crónica del paso de Simple Plan por Argentina. Día 1: En búsqueda del hotel.

Aquí estoy dando mi testimonio para aquellos que les interese saber que sí, sobreviví (físicamente, mentalmente no estoy segura) al recital de Simple Plan en Argentina. Vamos empezar como se debe, por el principio. El viernes llegaron los chicos más tarde de lo que pensábamos a Ezeiza, mis amigas, Maru y Michi, junto a mí ya habíamos hacía un rato a buscar posibles hoteles en los que se podían hospedar los chicos. Empezamos por el Four Seasons porque llegábamos fácilmente con el 59 y ahí se habían quedado varias bandas que fueron traídas por Time 4 Fun, empresa que trajo a Simple Plan. Ahí nos encontramos con Pu, una chica genial con la cual nos hicimos amigas con anterioridad a través de Twitter (Nota: la persona que dice que no se puede crear una amistad por Internet, no sabe porque nunca le pasó). Nos quedamos un rato sentadas, yo mientras recordaba la experiencia que fue estar en ese hotel esperando a los Jonas Brothers, y después un chico de seguridad se fue a fumar un pucho cerca nuestro, nos preguntó quiénes creíamos que estaban allí y cuando le dijimos Simple Plan nos dijo que no estaban ahí, que él se hubiera enterado. Como el flaco fue copado y se notaba que lo decía en serio, decidimos dividirnos, yo con Pu por un lado íbamos al Hyatt y Maru y Michi por el otro al Sheraton. En el Hyatt no tuvimos suerte y tampoco en otros que preguntamos que estaban de camino; decidimos ir para Libertador también hacia el Sheraton porque las chicas no habían avisado nada todavía y no valía la pena esperarlas. Llegamos y preguntamos, con la misma suerte y con el dato de alguien que trabajaba ahí que nos dijo que seguramente estaban en el Faena. Nos encontramos con Maru y Michi y nos dirigimos a tal hotel. Ya era tarde para entonces y al parecer no es sólo un hotel sino que tiene anexos como una galería de arte por lo que pude ver y realmente no entendimos dónde era la entrada así que fue algo implícito y fuimos frustradas hacia la estación de subte parecía que quedaba en la otra punta de Buenos Aires para nuestros pies. El camino fue callado, dramático cual telenovela mexicana. Estábamos con los pies llenos de ampollas y no los habíamos podido ni ver. Pu se fue en colectivo y con Maru y Michi seguimos hasta el subte, después cada una a su casa. Volver y saber todavía que nadie sabía el hotel fue extraño, siempre de alguna u otra manera se sabe esa información cuando viene una banda y este caso justamente parecía la excepción. Aparte había mucha confusión porque los de un hotel te mandaban a otro y al final nunca tenías ninguna certeza de cuál era. Finalmente volví a mi casa, mi mamá cuestionó mi decisión de haber ido sin realmente saber dónde estaban y me fui a dormir. Nota: quería subirlo aunque no esté terminado así que decidí dividirlo por días.

Advertisements
This entry was posted in Texto Propio and tagged , , , on by .

About Lucía

Escondida bajo la imagen de múltiples personajes, ya sean de comedias musicales o series. Me hago cargo de mis posts viejos a pesar de lo que piense ahora de ellos. Mi familia cree que puedo llegar a ser escritora por haber narrado creativamente un viaje pero yo quiero ser Licenciada en Psicología.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s